25 abr. 2012

Los niños salvajes: ¡Van como locos!


Y se nos olvida que no hace tanto, o quizás hace demasiado, todos hemos sido uno de ellos, de uno de esos adolescentes envueltos por la angustia existencial, aterrados por el cambio y excitados por el vértigo. Amenazados por el mundo de los adultos. Y he aquí donde Patricia Ferreira gana por goleada, en sumergirnos por completo en su mundo, hacernos entender su lenguaje, sentir lo que sienten y hacernos incluso sentir mal por comportarnos en la vida real como se comportan sus padres, sus profesores, la orientadora escolar. He de confesar que a mitad de la película se me cayeron unos lagrimones tremendos y volví a tener quince años. Eran lagrimones de rabia, de inconformismo, de rebeldía. De preguntarme en qué sociedad vivimos que está construida de esta forma, donde llamamos "salvajes" a niños que simplemente actúan como niños, y que los más salvajes sean quizás aquellos que los hunden, los aplastan, los anulan, les dicen cosas como que para qué quieren una beca de dibujo si dibujar es una tontería...Mención especial para los tres actores principales, maravillosos, un ejemplo a seguir por todas las estrellas juveniles del momento. Frescos, auténticos, cercanos y bellos. También cabe destacar la estructura de la historia, que mantiene el suspense en todo momento, y el uso de la cámara, arriesgada pero sumamente efectiva. No sólo no tiene nada que envidiar a apuestas similares como "Ken Park" de Larry Clark, sino que las supera con creces puesto que no abusa del sexo ni de las drogas, y mantiene un pulso elegante durante todo el metraje, que es de agradecer.

Lo mejor: Los chicos, de los que me declaro fan, el buen gusto de Patricia Ferreira, las escenas en el centro comercial y en la playa, que me hicieron sonreir de oreja a oreja.

Lo peor: Un incidente técnico en el Festival de Málaga que pueda repercutir en la valoración del jurado (espero que no lo haga). Algunos críticos añejos que la calificaron como "tópica" cuando los tres personajes son los más reales y alejados de estereotipos que me he encontrado últimamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario