14 mar. 2014

Perdiendo peso con Marta Aranzadi

 
Por alguna cuestión biológica que ignoro, suelo ganar peso con la misma facilidad con la que después lo pierdo. Paso por ciclos de seis meses de gordo y seis de delgado que normalmente coinciden con enero-junio (voy adelgazando) y junio-diciembre (época en la que voy engordando). Como sabréis aquellos que leéis este blog, hice la dieta Dukan y me fue bastante bien en cierto momento de crisis adiposa pero al llegar a la última fase me cansé de hacer días de proteínas, y si los hacía, después comía con el doble de ansia. No volví a ponerme tan gordo como estaba pero sí que cogí un montón de kilos de los que no me pude deshacer. Y si a eso le añadimos mi tendencia a engordar (como los osos) en invierno... En fin, que a finales de enero y viendo que se acercaba la fecha de la presentación de Rottenmeier, decidí ponerme a dieta. Pero una en la que se pudiera comer de todo y que no me hiciera echar de menos la fruta, el arroz o la pasta. Creo mucho es las mediaciones, siempre lo digo, y se cruzó en mi camino, sin buscarlo, el libro Las Recetas que Adelgazan de Marta Aranzadi. Gracias a él, he perdido 6 kilos en 1 mes y medio y no me he privado ni de hidratos de carbono, ni de frutas ni siquiera de chocolate... ¡Parezco un presentador de Teletienda, pero es la verdad! Os cuento más o menos qué propone el libro.
 
 
Garbanzos con setas, una de mis recetas favoritas del libro
 
La comida más importante del día es el desayuno, y por eso, Marta Aranzadi nos obliga a comer mucho a primera hora: mucha fruta, yogur desnatado, pan integral con jamón serrano y aceite... Al mediodía no hay que olvidar tomarse un tentempié: fruta, yogur, orejones o nueces... Poquita cosa, pero que llena bastante y mantiene hasta la hora de comer.
 
En el almuerzo es donde Marta Aranzadi presenta sus recetas que adelgazan. Están separadas en dos bloques. Hay que hacer un día una del bloque uno y otro día otra del bloque dos. Las del bloque uno han de ir acompañadas con una ensalada (también propone recetas de ensaladas muy ricas y sabrosas, como la de arándanos y nueces) y las del bloque dos van acompañadas con recetas de verduras cocinadas. Entre la multitud de recetas del grupo uno hay tortilla de patatas, arroces, platos de pasta... Todo "a lo Marta Aranzadi", con trucos para que engorden menos. Y en las del grupo dos vienen recetas riquísimas de carne, pescado, revueltos...
 
Otro de los alicientes del libro es, además de adelgazar, el saber que se está comiendo sano y el despertar el gustillo por cocinar. Porque eso sí, la mayoría de las recetas que presenta, si bien no son muy difíciles de hacer ni requieren ingredientes extraños, si que llevan su tiempo y exigen paciencia y dedicación. A mí el tener que hacer de comer me hace sentir muy bien, la verdad. Luego vienen propuestas para esos días en los que no tenemos tiempo para cocinar o para cuando tenemos que comer fuera. ¿Os podéis creer que una de las alternativas es comer una tabla de quesos? ¡Es uno de mis días favoritos, el del queso!
 
Así que estoy muy feliz al ver mi objetivo cumplido: iré a la presentación de Rottenmeier (el viernes 21 de Marzo, a las 19:00 horas, en la librería Luces) sin ropa de la sección de tallas especiales y además, creo que estoy cogiendo unos hábitos alimentarios muy buenos que me apartarán de una vez por todas de tanto desorden (algún día os contaré dietas surrealistas que llegué a hacer en su momento, como la del ayuno, la de la gelatina, la de la luna, la del sirope, la Atkins o la de los Carb-Lovers).
 
Podéis saber más sobre Marta Aranzadi (quién es y de dónde sale) AQUÍ