18 abr. 2012

Retorno a "The innermost Qualm"


Sigo defendiendo con uñas y dientes "Terrible deseo" (la primera historia de mi novela "Tan dulce, tan amargo") como lo mejor que he escrito en mi vida. No lo puedo evitar, es mi niña mimada. He vuelto a recuperar la ilusión por esta historia al descubrir que "Tan dulce, tan amargo" sigue a la venta y que no está descatalogada como creía. Se puede encontrar en La Casa del Libro, en Amazon.es, en Fnac, El Corte Inglés y en multitud de librerías web. He rescatado el guión que escribí basándome en estos personajes, "The innermost Qualm". Yo quería que Diego Barrera lo dirigiera algún día, daría mi vida por que lo hiciera, vamos. Es un chico con un talento y un don muy especial, yo detecto esas cosas, y pienso que es la persona más indicada para hacerlo. También creía que al haber echado un cable a Roque Madrid con el tema de "El regreso de Elías Urquijo", podría presentarle el proyecto, ya que también es productor. Pero la verdad es que pasó un poco del tema, en cuanto recibió el guión final de Elías Urquijo y el de "The innermost Qualm" para que le echara un vistazo, no volví a saber de él.

He recuperado las ganas por este proyecto. No sé muy bien por dónde empezar ni cómo...Al fin y al cabo no cuento más que con mis sueños. Pero la esperanza es lo último que se pierde, ¿no? Yo sigo viendo a Diego tras la cámara, plasmando con su mirada mis palabras, convirtiendo en poesía una historia tan tortuosa. Veo a Axel, cogiendo su mochila y huyendo de casa, a Riku, leyendo a Porfirio Barba Jacob junto a lago en el que minutos después morirá, y a Erica, atormentada por el llanto del bebé que la despierta a media noche.