20 ago. 2012

CABIN IN THE WOODS Vs THE EVIL DEAD


Tenía unas ganas locas de ver "The cabin in the woods" por: 1) El aval de Joss Whedon (del que me sigo considerando fan) 2) El cartel de Casa de Evil Dead convertida en cubo de Rubik y 3) El montón de críticas buenas que tenía en mi web de cabecera, Filmaffinity. Cuando nada más comenzar, aparecen Whiskey y Topher de "Dollhouse", mi nivel de Voyallorardelaemoción aumentó a un 500% para después, irse desinflando a lo largo de una hora y media aburridísima y con pretensiones de reinventar el género de terror. Ni siquiera el juego de encontrar guiños y referencias a otras películas resulta divertido pues no pude evitar el tener esa sensación de "vergüenza ajena" que se tiene cuando encuentras películas piratas en la tienda de los chinos. (¿Eso de ahí es un cenobita?) El listón de las cabañas encantadas está bastante alto gracias a Sam Raimi y espero que la nueva "The evil dead" que se estrena el año que viene (y que viene firmada no sólo por el señor Raimi, sino por la niña mala del cine independiente Diablo Cody) haga palidecer a Joss Whedon por su atrevimiento al intentar establecer las bases de un género que está más que asentado desde mucho antes que él apareciese en el panorama.