2 ene. 2013

Y la mejor película del 2012 es...



Normalmente esta época del año me da un poco igual, me he sentido siempre muy ajeno a estas cosas y un poco psicópata, pero este año ha sido diferente, quizás es que las circunstancias han cambiado y sin querer me he dejado impregnar por el espíritu de la Navidad. Se está bien con la familia, con los niños, con el amor...Y no puedo dejar de hacer balance y dar las gracias al cielo por todo lo que me ha dado la vida y de que el camino nunca haya dejado de sorprenderme. Haciendo balance, el 2012 ha sido el año en el que más he vivido. Para bien o para mal, ha sido épico. Ahora toca dar la bienvenida a este 2013, que si hago caso a mi intuición, va a ir de mejor a mucho mejor. Llegados a este punto, suelo elegir la película que más me ha gustado del año que acaba de cerrar sus puertas. Sin duda alguna, la palma se la llevan unas cuantas películas españolas con matrícula de honor: "Fin", "Blancanieves", "Rec3" y "Los niños salvajes". Aunque sin lugar a dudas, la gran película del 2012 ha sido "Diamond Flash". Compuesta por capítulos aparentemente independientes que comparten una estructura similar, un diálogo larguísimo que te atrapa y te deja con ganas de saberlo todo sobre sus protagonistas. Al final, por supuesto, todo tiene que ver con todo, aunque las preguntas no siempre obtengan respuestas sino más preguntas. Eso sí, no se la recomiendes a cualquiera. Es tan rara que probablemente no le gustará a ninguno de tus amigos, ni siquiera a los que son fans de Los Vengadores, porque aunque Diamond Flash sea un superhéroe, esta película tiene de todo menos heroícas hazañas: Pederastia, secuestros, fabadas, lesbianas, el tarot de los animales prehistóricos, mujeres maltratadas y un final, que madre mía, qué final. Vuelve aquí y me das tu opinión cuando lo veas y si se te quedó la misma cara de tonto que a mí. Y por cierto, la edición (maravillosa) en dvd incluye un cómic de lujo, con pasta dura y a todo color, con algunas historias inéditas que alargan la estancia en el truculento mundo de Diamond Flash durante unos (agradecidos) momentos más. Imprescindible.

0 comentarios:

Publicar un comentario