6 feb. 2013

Marte necesita madres


A priori todo me quitaba las ganas de ver esta película: las malas críticas, el lanzamiento directo en DVD en España, el haber sido el fracaso más grande de Disney junto a la aburridísima JOHN CARTER y sobre todo el tufo a plagio, puesto que en el año 2001 Jimmy Neutron, el niño inventor del canal Nickelodeon, dio el salto al cine en una película de argumento similar (y que fue nominada al Oscar a mejor película de animación junto a SHREK y MONTRUOS S.A). Lo único que me animaba a verla era que tras ella, se encontraba como productor Robert Zemeckis, el artífice de maravillas como la trilogía de REGRESO AL FUTURO, ¿QUIÉN ENGAÑÓ A ROGER RABBIT? o LA MUERTE OS SIENTA TAN BIEN...

Para mi sorpresa, MARTE NECESITA MADRES es una de las películas más políticamente incorrectas que me he echado a la cara en mucho tiempo, y no porque sea de humor caca-culo-pedo-pis, que no lo es, sino por el tema qué plantea y cómo lo plantea. ¿Piensas que los marcianos se llevarán a la madre del protagonista para que éste aprenda a no portarse mal con ella? Es una de las lecturas, pero bajo esta inocente y predecible linea argumental subyace una feroz crítica hacia el "hembrismo"  (que no "feminismo"). Marte está gobernado por un matriarcado que destierra a un vertedero a los machos nada más nacer y deja a las hembras al cuidado de unas máquinas. No está tan lejos de la realidad que el protagonista vive en la Tierra, puesto que su padre (ausente) siempre está trabajando y su educación recae al cien por cien sobre su madre, que adopta una postura totalitaria ante el miedo de perder el control. ¿No es el verdadero tema de debate de esta película la coeducación? No es que Marte necesite madres, es que lo que necesita son padres, sacarlos del vertedero y confiar en ellos para educar a las crías. 

Por otra parte, me cuestiono si tras este mensaje, reside la ideología de que es imposible crear equilibradamente a un hijo siendo madre o padre soltero, o teniendo una familia diferente a la tradicional, con dos padres o dos madres. Quizás ya es rizar el rizo, pero me parece poco sutil por parte de Disney (que ya son expertos en lavarnos el cerebro desde pequeñitos) Sea como sea, es una película que me ha hecho pensar y abrir un debate interno, y eso ya es de agradecer con tanta "información machacadita" que nos dan últimamente. Con respecto al aspecto técnico, inmejorable. Mezcla animación y realidad de manera única para crear situaciones únicas. Mención especial para el niño protagonista, que en ocasiones parece de verdad, una mezcla de Seth Green y Galindo, y para los decorados, que contrastan la frialdad de la nave nodriza con los colores de las grutas internas del planeta. 

En definitiva, muy recomendable (aunque no para niños demasiado pequeños ni para adultos demasiado escépticos)