14 nov. 2013

Nuria y el Nocte


Hace algunos meses ya os recomendé que  leyérais Vosotros Justificáis mi Existencia, de Nuria C. Botey y no sé si me haríais caso o no, pero hace unos días le han concedido el Premio Nocte 2013 a mejor libro de relatos, que no es poco. ¡Si es que yo tengo un buen ojo para esto de las recomendaciones! Enhorabuena a Nuria por este premio y porque cada vez está más claro que su carrera literaria está ganando el pulso a la de su alterego.

Si aún dudáis de si merece la pena o no leerlo, os contaré un poquito de qué va la cosa. El libro es una antología de relatos, que si bien podrían ser catalogados de terror, son muy diferentes entre sí .Que no os eche para atrás la "etiqueta" de terror porque son muy buenos y trascienden la idea que muchos tenemos de este género. Los hay fantásticos, protagonizados por seres seductores y misteriosos, como "Nunca beses a un extraño", "La evolución de las especies" o "Dancing with an angel". Otros son inquietantes y realistas, como "Querida hermana" o el que da título al libro. Hay un par que son incatalogables y por eso mismo, son dos de mis favoritos, "Lote 79" y "Una auténtica pena". Y al mismo tiempo, todos son fantásticos, inquietantes, realistas e incatalogables, como si sus universos independientes se entremezclaran y se tiñeran los unos a los otros. Por supuesto que no me olvido de la estrella de la función, el que quizás sea el más largo y además ilustra la cubierta del libro, "Pityocampa", que podría ser la semilla de una gran novela. Estoy seguro de que si este libro de relatos fuera de Stephen King sería un superventas y harían películas y miniseries a porrillo. A mí me encantaría una película de animación de "Animales de compañía", una versión adulta de "Mi vecino Totoro" y otra de "Pityocampa" protagonizada por Emma Stone. Si estáis en ese momento de excitación en el que necesitáis leerlo y no sabéis cómo, os dejo un enlace a la web de la editorial Saco de Huesos, que es quien publica y vende, a un precio estupendo y sin gastos de envío. ¡Ya me diréis qué os parece!