1 may. 2014

Cuidado con los plagios: el caso de Saberse Olvidado

 
Poco se puede decir a estas alturas del caso de Saberse Olvidado. Te lo cuento por si no lo conoces. Hace algunos años Rosa Montero se hizo eco en El País: Mario, de David García Llera, había copiado directamente, palabra por palabra, una obra (gracias a Dios, registrada) del autor sevillano Sebastián García Hidalgo. Podéis leer el artículo aquí:
 
 
La justicia, tras un largo periplo, le dio la razón al verdadero autor de la obra y ahora, por fin, ha visto la luz como debió ser desde un principio gracias a la editorial Egales. Gracias a que Sebastián había registrado su novela pudo demostrar que la tenía escrita antes de que Mario se publicara. Parece que nunca le va a pasar a uno este tipo de cosas pero de repente van y pasan...
 
Os recomiendo que registréis vuestras obras, por ejemplo a través de SafeCreative, que es sencillo y gratuito, y que, además, guardéis todas las libretas donde toméis notas previas a la escritura, que os reenviéis correos de cuando en cuando con borradores... ¡Toda precaución es poca! No sé si Sebastián, que sé que de cuando en cuando lee este blog, nos podrá dar más consejos respecto al tema o quizás quiera aportar algo sobre su historia. ¡Eres bienvenido!
 
Si te interesa esta novela, puedes comprarla AQUÍ
 
 

1 comentarios:

  1. No sé si mi comentario aportará mucho o no al tema:
    Dentro de lo que cabe, creo que Sebastián tuvo bastante suerte porque le plagiaron la obra en su totalidad y no una parte, o la idea que la conforma. (Que también hay que ser tonto, ni en los trabajos del colegio se copiaba todo, palabra por palabra. Pero eso es otro tema). De haber sido así, el hecho de demostrar que esa nueva obra está plagiando a la suya se vuelve muy difícil, si no imposible, y eso ya no sé cómo se puede defender. No me ha pasado nunca, que yo sepa, pero conozco a gente que sí, o al menos tiene las sospechas de ello.
    En casos como los que comento, guardar los apuntes, primeras versiones o una copia en papel de la obra, me temo que no es suficiente. Me alegro de que en este caso hayan cogido al ladrón ;)

    ResponderEliminar