27 ene. 2016

¡Enseñándolo todo!


Hace unos días leí un libro sobre cómo compartir conocimientos y trabajo, llamado Show Your Work, de Austin Kleon. Es una lectura amena e interesante, y para mi sorpresa, no hace otra cosa que reafirmar el modus operandi que tengo: compartirlo todo. A mí me gusta compartir consejos, ya lo sabéis, y también mis proyectos y el proceso de mi trabajo. ¡No entiendo a esas personas que escriben envueltos en un hermetismo absoluto! Escribir es compartir mucho más que el producto final, puesto que, por lo menos en mi caso, disfruto mucho más de la tarea en sí que del libro una vez publicado. Sí, que tener un libro en el que tanto he trabajado, poder olerlo, tocarlo y sentirlo, es un gran placer. Pero mucho más lo son las tardes escribiendo, las noches ideando esquemas y las mañanas decidiendo si las palabras escogidas son las adecuadas.

Como no me gusta contradecirme, claro que no, yo comparto todo siempre que las circunstancias me lo permitan. Ya sabéis que tengo dos novelas esperando editor: Los Dones de Acracia y Cyel en el Corazón del Trébol. Pues bien, dentro de muy poco, publicaré una de la que no os he hablado hasta el momento. ¡Ha sido un trabajo express! A partir del lunes, os lo prometo, os daré todos los detalles. Por el momento, os diré que el título clave del proyecto es #SEMENTALES y que ha sido un trabajo divertidísimo junto a unos editores que son la caña.

Por cierto, si queréis preguntarme cualquier cosa en persona sobre el mundo editorial, cómo escribir novelas o simplemente darme dos besos y que os firme un libro, estaré el día 5 de febrero en la cafetería Kroxan de Algeciras. Será la presentación oficial de El Último Año en Hipona en esta ciudad (que me vio nacer) y como las presentaciones me aterran, he pensado que sería más amable hacer una merienda entre amigos. ¡Allí os espero!